lunes, 1 de mayo de 2017

Dificultades de los Estados petroleros

Los problemas de Arabia Saudita están siendo los que comparten todas los estados nacionales que cifran su futuro en empresas estatales de petróleo. La idea original es que el control del petróleo produce una alta capacidad de regulación de la economía y fortaleza fiscal. Arabia Saudita es supuestamente el caso más exitoso.

Sin embargo, estos días la monarquía tuvo que echar atrás los recortes al personal y espera tener un déficit de "sólo" 79 mil millones de dólares. Los Saudis tienen más activos financieros que el gobierno de México, pero aún así, están encontrando que valen menos de lo que pensaban. Para la solución a sus problemas está previsto vender acciones de la empresa estatal (Aramco), que valuaban en 2 millones de millones de dólares, pero ahora se piensa que vale un 25 por ciento menos. Pemex posiblemente tiene valor negativo en la actualidad, por lo cual el gobierno de México está tratando de crear negocios paralelos y venderlos por separado.

Una estimación es que Pemex valía unos 62 mil millones de dólares en 1990, y en el boom petrolero posiblemente subió al doble o al triple de ese valor. Para una comparación, Telmex se privatizó al equivalente de un valor de unos 8 mil millones de dólares, y ya había subido de precio unas tres veces en la expectativa de la privatización. La capitalización de América Móvil es hoy casi 50 mil millones de dólares. La comparación no es fácil porque Telmex se ha metido en muchos negocios nuevos, pero por otro lado ha tenido escisiones y cambios corporativos que la hacen una empresa diferente. Pemex tiene activos muy valiosos, y seguramente se están haciendo los cambios para que al menos no le cueste más al gobierno federal.

Sin embargo, la creciente popularidad de la política competencia en el mundo se deriva en buena medida del desencanto con el control estatal de los monopolios, y posiblemente veamos rondas adicionales de reforma. para disminuir el control directo del Estado.